Debate: ¿periodismo en facebook?

Debate: ¿periodismo en facebook?
0

#1

Se publica la noticia en la cual habla de medios de primer nivel, léase The New York Times o National Geographic, entre otros, que publicarán directamente en la red social de Facebook. La red lleva tiempo experimentando un formato que haga viable la difusión. Creo, y me parece que estamos de acuerdo, que pasamos mucho tiempo en ese “patio de vecinas” donde, al margen de ver chorradas y enterarnos de alguna cosa que mejor estábamos sin verla o saberla, se filtra mucha información valiosa. Aventando la paja se encuentran los buenos granos. La clave la hemos ido diciendo muchos a lo largo de estos años en talleres y conferencias: el buen uso de la información. Algunos la utilizamos como valiosa herramienta de trabajo y difusión. Es una pena que una plataforma tan potente, que consume tanta energía física, no sea rentabilizada debidamente. Twitter no está mal, presume de más inmediatez (la tiene), informa de forma telegramática, y con un enlace nos lleva al portal donde se extiende la información. Pero, personalmente, me falta algo, cojea. Si Facebook baja la información en su muro a toda castaña, lo de Twitter es un fórmula 1. Pero, la posibilidad de una página y su posicionamiento, le da ventaja a Facebook. Los millones de usuarios que la conforman son un rebaño difícil de dejar escapar.

Los grandes periódicos, revistas y suplementos, paralelamente a su tirada impresa mantienen portales digitales on line. No descubro nada nuevo si incido en que dichos portales interactúan más con los usuarios al poder leer las opiniones y sentimientos encontrados de todos ellos. De nosotros, en definitiva. No hace mucho, dentro de unos estudios de comunicación, nos mostraron lo mal que gestionan sus portales medios muy famosos por sobrecargar sus webs, blogs y demás de publicidad y batiburillo de titulares. Europa en general, y España en particular, son bastante desastrosas en eso, siendo al otro lado del charco donde mejor gestionan esto planteado: de hecho eran ellos quienes asesoraban. El usuario se pierde en dicha jungla y no sabe qué escoger, abandonando la página en unos minutos. El secreto está en información concisa, directa, en espacios diáfanos que no alberguen duda a la hora de ser escogida. Le he visto similitudes a la fotografía, donde la colocación de los elementos está dispuesta para que nuestro ojo y mente realicen un recorrido al ser “leída”. Cuanto más simples y claros sean nuestro motivos dará como resultado fotos más brillantes.

Muchos de esos grandes medios tenían sus plataformas digitales de mala gana, porque, al igual que nosotros, los fotógrafos, ver impreso nuestro trabajo otorgaba una satisfacción difícil de explicar: como si prevaleciese para siempre. Con la irrupción de las tablets, smartphones, portátiles, y su mundo táctil, negar la realidad es un suicido: la gente consume on line. Atrás queda la reticencia de comprar con tu tarjeta por las redes o facilitar tus datos para nada. Ahora compramos billetes de todo tipo, ropa, películas, comida, libros… y un largo etcétera. Poseer a golpe de un click cualquier cosa en nuestro dispositivo digital es un lujo que hace solo una década no podíamos creer. Gigantes como Adobe y otros softwares de edición profesional en fotografía, cinematografía o música, son un claro ejemplo del abandono físico de la instalación de sus productos, en detrimento de una descarga digital legal, dando pie a todo este universo de nubes virtuales. No negaremos que como mínimo algo más ecológico es.

Comparto una imagen realizada hace justamente cuatro años para una reflexión final.

¿Os suena? Era cuando nos echábamos a la calle con pelotas. Por lo menos más que ahora. Cuando servimos de ejemplo –algo que aluciné en su día–, a revueltas como las de Grecia. :flushed: Hoy, todos sabemos que anda más desinflado el personal…Que se queja un ratito, y a poder ser desde el sofá de casa. Hablo de España, claro.

Utilizo la imagen porque el movimiento 15M de aquel entonces, sirvió para sentar ciertas bases en el uso de las redes. Los medios oficiales eran muros inexpugnables que servían a intereses partidistas, y, en contadas ocasiones –por interés también–, dejaban entre sus páginas el sentir popular. Eso hizo que las redes sociales –con Facebook y Twitter a la cabeza–, blogs y páginas digitales creadas, difundiesen como la pólvora lo que sucedía al momento en las diferentes capitales del país donde el sarao estaba montado. Viví en directo tanto en San Telmo en Gran Canaria, como Sol en Madrid, la impotencia a la que muchos medios se enfrentaban porque llegaba antes la información por parte del pueblo y sus canales. De ahí que muchos artículos de ellos fuesen inventados o nada contrastados, y que el resto de la opinión que no se había movido, tuviesen una idea preconcebida hacia quienes sí lo hicieron de poco menos que delincuentes. No entraré a debatir ahora lo bueno y malo de todo, que lo hubo. Eso lo dejo para un artículo más en profusión por estos cuatros años.
Esta fotografía, como otras tantas que realicé, no pisaron una página impresa: se consumió en medios digitales.

Tras todo esto narrado y más, observé la apertura de conciencia en muchos que suponía el buen uso de estos canales. La propia fotografía, sin ir más lejos, lo ha vivido también. Portales como este de Foto24, es una muestra de profesionales trabajando con calidad y conocimiento, para ofrecer de todo a los usuarios sin pasar por un medio impreso físico con los costes que se suponen: usted llega con una duda o curiosidad, consulta, lee, aprende, y se lo lleva puesto. Sobre la marcha. Sin esperas.

Primero fue la descarga de revistas en formato digital, más económicas, con gran calidad. Ahora se trata –en mi opinión– de acotar más su campo que andaba disgregado en beneficio de las redes, y hacen suyo aquello de: “Si no puedes con el enemigo únete a él”.

Tengo mis dudas y opiniones personales al respecto, pero voy a dejarlas para debatir con vosotros tras preguntaros: ¿Qué opinas sobre que los medios traten en una red social noticias importantes como si fuese una revista o un telediario?

Gracias por vuestra atención. Os dejo el enlace de la noticia.

El País

©Texto y Foto José Luis Valdivia


#2

El problema radica en ¿quién controla al informador, controlará su información?. En el patio de Facebook, manda Facebook. Llegarán antes las noticias que ellos quieren que lleguen, o eso creo.

Gracias José Luis.


#3

Gracias por opinar, @jogasu. Entonces, según deduzco de tus palabras, no te acaba de gustar la idea. ¿Crees que habrá cierta manipulación? ¿Que esta potente red estará al servicio de que se ponga solo lo que les importe a quienes manda esos medios?

Saludos. :wink:


#4

La idea si me gusta, pero sucede ya con algunos medios de comunicación, que por dinero dan una noticia u opinan de una manera u otra,¿ por que no va a suceder con una plataforma social que tiene sus propios intereses como empresa?. Ojalá me equivoque.