8 razones para un 8mm

8 razones para un 8mm
0

#1

Los famosos 8 milímetros del ojo de pez extremo me han dado la inspiración perfecta para contaros, en 8 razones, por qué deberíais tener un objetivo ojo de pez en vuestro equipo.

  1. Gran ángulo de visión (Mira el mundo en 180º)

En primer lugar, un ojo de pez pone a tu disposición un increíble ángulo de visión de 180º; ésta es la primera característica que diferencia de forma notable este tipo de objetivos del resto. Gracias a esta cualidad podrás abarcar dentro del encuadre muchos más elementos. Este aspecto es una verdadera ventaja en algunos tipos de fotografía como la de interiores o la de paisaje.

Fotografía realizada por Ken con objetivo ojo de pez

Al entrar más elementos en nuestro encuadre deberemos prestar más atención a la hora de componer. Por ejemplo, si antes dedicabas a este aspecto dos segundos, con un ojo de pez dedícale cuatro, eso sí, ¡disfrútalos! al fin y al cabo la fotografía es un gran tanto por ciento de composición. Sácale el máximo partido como en la fotografía que te he mostrado anteriormente. ¿No te parece una excelente encuadre?

Si quieres conseguir un gran efecto de profundidad en tu imagen; aquí va el truco. Deja algún elemento en primer plano. Así magnificará su tamaño y te ayudará a simular un efecto 3D muy atractivo. Además puedes jugar con las líneas curvas que crea el objetivo ojo de pez para potenciar el punto de fuga de la imagen y aumentar aún más la sensación de volumen.

  1. Distorsión (Crea efectos sorprendentes)

Debido al ángulo de visión de 180º que mencionábamos anteriormente, el ojo de pez crea unas distorsiones curvas muy curiosas en la imagen. Esta distorsión puede ser aprovechada para aspectos expresivos y creativos.

La distorsión se acentúa a medida que el elemento se acerca a los extremos del encuadre; juega con esta baza para aumentar o disminuir la distorsión dependiendo del efecto que busques en cada momento.

Fotografía realizada por Estudio Vivo con objetivo Samyang 8mm

Si quieres que un elemento no se distorsione, posiciónalo en el centro del encuadre y acércate a él.

Fotografía realizada por Luis Perez con objetivo ojo de pez

Como ves en esta fotografía, la persona no sufre distorsión alguna; está justo en el centro del encuadre y bastante cerca del objetivo. Este será el truco que deberás utilizar cuando busques que un elemento en concreto no sufra ninguna distorsión en su forma.

  1. Profundidad de campo (Zona de la imagen enfocada)

Una característica de los objetivos ojo de pez, o “fisheye” es su gran profundidad de campo. Esto significa que podrás obtener imágenes cuya zona enfocada sea mucho mayor.

[La profundidad de campo es la parte de la imagen que está enfocada; si decimos que una imagen tiene poca profundidad de campo, será porque el enfoque es muy selectivo, y gran parte de la imagen aparece desenfocada. Si por el contrario decimos que una imagen tiene mucha profundidad de campo, significa que la mayor parte de la imagen o su totalidad, está enfocada.]

Por ello no debemos tener miedo a enfocar en modo manual con estos objetivos. Encontrar la hiperfocal es muy sencillo.

[La hiperfocal es la posición del enfoque que proporciona una mayor profundidad de campo.]

Fotografía realizada por Silviu Opris con objetivo Samyang 8mm

  1. Potencia tus paisajes

El ojo de pez es un objetivo realmente apropiado para inmortalizar paisajes, ya que te permite potenciarlos ganando en profundidad y volumen y abarcando mucho más en el encuadre.

Fotografía realizada por Markus Grossalber con objetivo 8mm

Fotografía realizada por Steffen Zahn con objetivo 8mm

Puedes aprovechar la distorsión de las líneas para crear paisajes con tendencias curvas o si lo prefieres, puedes tener un horizonte totalmente recto con tu ojo de pez.

Para conseguir un horizonte totalmente recto como ves en el ejemplo de la derecha, sólo tiene que colocar dicho horizonte en el centro del encuadre. Tan sencillo y tan fácil. Prueba a mover el objetivo hacia arriba y hacia abajo para crear diferentes distorsiones y horizontes curvos según lo que busques; una curva cóncava o una curva convexa.

Fotografía realizada por Tania Cervera con objetivo Samyang 8mm

Fotografía realizada por Tania Cervera con objetivo Samyang 8mm

Recuerda que si utilizas un objetivo ojo de pez con una cámara de sensor APS-C podrás conseguir resultados menos exagerados, por lo que podrás sacar su lado gran angular más formal. También tienes la opción de recortar de forma posterior la imagen si quieres evitar que aparezca el efecto circular. Como resultado tendrás una imagen muy amplia, con un gran ángulo de visión, y sin distorsión alguna.

Fotografía realizada por Estudio Vivo con objetivo Samyang 8mm

Esta opción la eligen muchos fotógrafos para fotografías formales de interiores, paisajes y arquitectura, donde puedes abarcar más en comparación con otros objetivos, sin que luego la imagen aparezca con efecto circular . Así, un objetivo ojo de pez puede funcionar como un gran angular estándar cuando quieras. Un truco más para sacarle aún más partido.

  1. Interiores: Los únicos que pueden mostrarlo todo.

La fotografía de interiores siempre tiene una primera problemática o barrera; sacar toda la sala en el encuadre. Con objetivos estándar es complicado, con teleobjetivos imposible. Los objetivos gran angular ayudan; un ojo de pez te lo pone muy fácil. Mira algunos ejemplos:

Objetivo 200mm Vs Objetivo 8mm Samyang.

Fotografía realizada por Paul Stevenson con objetivo Samyang 8mm (en la derecha)

Podrás captar un estadio de fútbol al completo con un sólo disparo.

Fotografía realizada por BruceW. con objetivo Samyang 8mm

Las estructuras más simples pasarán a ser realmente un elemento con el que jugar con resultados increíbles sin mucho esfuerzo. Pongamos el ejemplo de una escalera; esta misma fotografía tomada con un objetivo 50 mm no hubiera tenido mucho impacto; pero mira lo que pasa si eliges fotografiar la misma escena con un objetivo 8 mm:

Fotografía realizada por Leo Hidalgo con objetivo Samyang 8mm

Los espacios interiores cobran un nuevo sentido donde las formas y las líneas adquieren gran potencial para tu fotografía. Juega con ellas para crear excelentes composiciones en lugares cotidianos.

Fotografía realizada por Leo Hidalgo con objetivo Samyang 8mm

  1. Retratos: ¿Te reconoces?

La fotografía de retrato siempre ha sido un clásico; nadie puede evitar la tentación de sacarle una foto a su amigo, a su padre, a su vecino o a sí mismo (¡ay esos “selfies”!) ¿Pero, y si pudiéramos conseguir retratos increíblemente divertidos con un sólo objetivo y un “click”?

Fotografía realizada por 55Laney69 con objetivo Samyang 8mm

Fotografía realizada por Paul Stevenson con objetivo Samyang 8mm

No necesitarás mucha parafernalia para conseguir retratos muy originales y divertidos. Incluso en mitad de una fiesta puedes hacer la nueva foto de perfil de Facebook de tu amigo. Colócalo junto a la luz más cercana y pídele que mire a cámara, sonría, coma… ¡cualquier cosa! En tu mano está pillarle en el momento justo. Al día siguiente sus redes sociales te lo agradecerán. ¡Pero cuidado! Si te llegan nuevas solicitudes de amistad recuerda que quizás sólo lo hacen por tu objetivo ojo de pez. Estate alerta.

Fotografía realizada por Tania Cervera con objetivo Samyang 8mm

Y es que aunque puedes sacar retratos a una sola persona realmente chulos, este objetivo es el ideal para las imágenes en grupo. Su gran campo de visión no dejará ni a uno de tus compis fuera del encuadre.

¡Fotos divertidas con los amigos!

Fotografía realizada por Leo Hidalgo con Samyang 8mm

Ideal para las vacaciones, las salidas o las fiestas. Llévatelo a los lugares más inverosímiles y utilízalo en los momentos más divertidos. Realmente tus amigos te lo agradecerán y tu podrás presumir de tener la mejor instantánea del momento.

  1. Animalejos: Un nuevo punto de vista

Y es que retratar sólo a personas nunca ha ido con nosotros. Nada más divertido que retratar a tu mascota o cualquier animal que se te cruce en el camino. Si ya son de por sí muchos de ellos adorables o graciosos, ¡imaginatelos a través de un ojo de pez! (Recuerda llevar siempre un paño de microfibra para limpiar tu objetivo 8mm después de que el animalejo olisquee como es debido)

Fotografía realizada por Tania Cervera con objetivo Samyang 8mm

Aquí la clave reside en estar muy preparado antes de acercarse al animal en cuestión. Haz pruebas de luz y elige con anterioridad la velocidad de obturación y la apertura de diafragma. Elige la distancia mínima de enfoque del objetivo y ¡listo! Ya puedes dirigirte rápidamente a tu querida mascota o animal que pasaba por ahí de manera casual.

Fotografía realizada por Estudio Vivo con objetivo Samyang 8mm

¿Por qué hay que preparar todos los parámetros de la cámara antes de lanzarnos a por el retratado? Por regla general el animal será curioso durante los primeros minutos, que será cuando se acerce a olisquear tu objetivo, pasados esos primeros momentos es muy probable que pase de ti por “pesado”, así que ¡dispara en ráfaga y tenlo todo preparado!

  1. Escenas cotidianas con un nuevo sentido

Fotografía realizada por Leo Hidalgo con Samyang 8mm

La ciudad cobrará una nueva perspectiva y las escenas más cotidianas podrás convertirlas en verdaderas instantáneas impactantes. Si no, prueba a dar un simple paseo en bici o skate con tu objetivo ojo de pez.

Fotografía realizada por Leo Hidalgo con Samyang 8mm

Prueba nuevos puntos de vista, por ejemplo, intenta tomar fotografías casi a ras del suelo o desde una altura más baja de lo convencional. ¡Agáchate sin miedo! con este objetivo puedes probar de todo. Se acabaron las limitaciones; prueba tomas desde todos los ángulos y a todas las alturas, los resultados pueden ser verdaderamente increíbles.

Fotografía realizada por Leo Hidalgo con Samyang 8mm

Accesible y versátil

La última buena noticia es que en el mercado existen opciones muy económicas para hacerse con un objetivo 8 mm ojo de pez, que además, te ofrecen compatibilidad con todo tipo de monturas de cámara con sensor APS-C. No hace falta que nos gastemos todos nuestros ahorros en uno. Os recomiendo la gama de objetivos 8mm de Samyang con enfoque manual. Yo lo he probado en primera persona y aquí os dejo algunos de los resultados de mi experiencia y de compañeros.

¡Espero que os haya sido de utilidad esta publicación!


#2

Es bueno, pero yo trabajo con formato completo. Tengo el 14mm y estoy contento.


#3

¡Hola! @ssakaz! por supuesto si tenemos una cámara de formato completo es mejor elegir un objetivo de por lo menos una distancia focal de 12 mm hacia delante para crear imágenes “ojo de pez”, ya que con un 8 mm en Full Frame nos aparece viñeteado en la imagen. Sin embargo para cámaras APS-C un 8 mm va muy bien :slight_smile:

Me alegro de que hayas tenido una buena experiencia con tu 14mm, me encantaría que compartieras fotografías con nosotros que hayas tomado con este objetivo y que nos contaras un poco más sobre tu trabajo fotográfico :slight_smile:


#4

Tengo un Samyang 8 mm. y estoy super contento con él. Para ser PERFECTO sólo le faltaría tener unas marcas de escala de profundidad de campo como ayuda para enfocar rápido en determinadas condiciones. No olvidemos que es un objetivo de enfoque manual.


#5

@jpancho sinceramente veo inecesario la escala de profundidad de campo.
Yo lo llevo siempre o casi siempre en F8, enfoque a 50cm y con eso tengo desde los 23cm al infinito enfocado.


#6

El 8mm es un objetivo que puede dar mucho más juego del que se piensa en un primer momento. Gracias @Minicervera por la inspiración!


#7

Por suerte soy un afortunado poseedor del samyang 8mm. El único defecto que le encuentro es no disponer de chip para al menos guardar los datos EXIF, por lo demás, me tiene totalmente enganchado.

Hay dos fotos que tengo en mente con este objetivo que algún día…algún día espero que cercano las pueda hacer, no me aburro de él.


#8

Mira que es algo que tengo pendiente un día, probar en serio un Ojo de Pez de éstos, me lo dejaron una vez 5 minutos y fue muy divertido.


#9

Me lo estoy planteando muy seriamente,ya que para fotografiar interiores con una APS - C,un 17 mm se me queda algo escaso.


#10

Yo compré un Samyang 8mm, pero bajo la marca Walimex (el fabricante es el mismo) y es una maravilla. Pero … hay que tener cuidado porque suelen venir mal calibrados para el enfoque. Como es un gran angular, no se suele notar, sobre todo si disparas con F altos, pero cuando se trata de afinar, nos podemos llevar sorpresas.

Buscad en páginas web cómo hacer pruebas para ver si realmente la distancia de enfoque está a la que dice el indicador. También os dicen cómo corregirlo, sin tener que enviarlo al vendedor de vuelta (es fácil, con las pruebas delante y un destornillador plano fino)

Y ya que estáis, una vez calibrado, es muy recomendable hacer pruebas a distintas F, porque el punto dulce es muy concreto. Mi Walimex a F/3,5 es muy flojeras, mejora mucho a F/5,6, y a F/8 es magnífico.

Un saludo.